El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado adoptar medidas extraordinarias para bajar el precio de la luz porque se encuentra en niveles de 2015 y “va a llover”. El Ejecutivo no contempla bajar los peajes, que están congelados.