El ministro ha criticado a las empresas energéticas por estar “ganando dinero a base de pelear cada línea de la reforma energética para tratar de sacar dinero a los consumidores”.