Por su parte, el presidente de Enagás, Antonio Llardén, señaló que “no parece” que en los próximos 30 años vaya a haber un problema de oferta energética ante la oferta “cuasi ilimitada” que hay actualmente de hidrocarburos, mientras no ve una “clara” convergencia de precios a medio plazo.