La Ley de Cambio Climático abre la puerta a la llegada del autoconsumo, pero todavía quedan incógnitas que el Gobierno deberá resolver para garantizar que los tejados solares se convierten en una alternativa al alcance de todos los consumidores.