La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) estudia recurrir ante Bruselas la “absolutamente injusta” sentencia del Tribunal Supremo que avala que todas las empresas de energía fotovoltaica contribuyan a financiar el déficit de tarifa, y advirtieron de que el recorte a la retribución puede alcanzar el 70% debido a la bajada del bono del Tesoro