El comisario de Energía y Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, recordó que la Comisión “se propone eliminar los precios regulados” de la energía que estén “por debajo de costes” porque “distorsionan” los flujos entre países y son un obstáculo en el impulso del mercado interior de la energía a nivel comunitario.